VIAJE SIN LIMETES
PRESENTACIÓN
DEFENSA Y SALVACIÓN DEL HUMEDAL LAGO DE TOTA
NUESTRA ORGANIZACIÓN
DIA DEL LAGO DE TOTA
ORIGEN MITICO DEL LAGO DE TOTA
MYTHICAL ORIGIN OF TOTAŽS LAKE
LOS MITOS DEL HUMEDAL LAGO DE TOTA
MANIFIESTO POR EL LAGO DE TOTA
QUE SE HA HECHO POR EL LAGO DE TOTA
GALERIA DE FOTOGRAFIA
WELCOME TO BOYACÁ
FUNDACIÓN HISPANA DEL MUNICIPIO
FUNDACION DEL CACERIO
PARROQUIA
NUESTRA HISTORIA
NOMBRE DEL MUNICIPIO
LOS ÚLTIMOS ALCALDES
SIMBOLOS DEL MUNICIPIO
NUESTRA GEOGRAFIA
COMO ES SU TERRENO
CLIMAS
NUESTROS RECURSOS
LO QUE ES LA VIDA
EDUCACION, RECREACIÓN Y SALUD
ORGANIZACION SOCIAL
LETRAS, COSTUMBRES Y FOLCLOR
RELIGIOSIDAD
SOBRE EL CRISTO DE LA CUMBRE
EL MAGESTUOSO LAGO DE TOTA
MAPOTECA
TEMPLO
Foro
ESTADISTICA
FOTOS ANTIGUAS DEL LAGO DE TOTA
PATRIMONIO NATURAL, MATERIAL E INMATERIAL
 

ORIGEN MITICO DEL LAGO DE TOTA


 EL ORIGEN MÍTICO DEL LAGO DE TOTA

 

IMAGEN: 
http://yoyolche.blogspot.com/2007/07/serpiente-negra.html

 

FUENTE ORIGINAL: Museo Arqueológico Eliecer Silva Cely de Sogamoso, Boyacá, Colombia. Su actual director es Margarita Silva Montaña.



Adaptaciónes por Javier Acevedo (Silago)

 

 

Esta es la historia que trata de la creación de uno de los lugares más hermosos de la tierra: el majestuoso Lago de Tota, ubicado en las altas montañas de los andes. Es una historia que comienza hace muchos milenios, cuando el sitio hoy ocupado por las claras aguas del lago, era un enorme hueco árido y desierto, cubierto tan sólo por una inmensa capa de polvo amarillento que arremolinaba el viento cuando rugiente entraba y salía por aquella profunda cavidad en donde no crecía ni hierba ni arbolillo alguno, en donde  no corría siquiera un hilo de agua.

Por oriente, por el camino de Sua, camino de la luz y de la vida, un buen día llegó a las comarcas de los chibchas el gran Bochica. Consigo traía para estas gentes un mensaje de paz, de amor y de sabiduría. Además les enseñó a los indígenas las técnicas para labrar y pulir los metales; les indicó como amasar el barro y hacer variadas y bellas vasijas y les dijo como fabricar cestos de mimbre y chuza. Les enseñó a hacer las más variadas telas, les enseñó a pintar con dibujos llenos de simbolismo y arte.

Les enseñó además a elegir a los mandatarios entre los más sabios y prudentes que deben escoger los chibchas. Bochica se quitó una enorme esmeralda que llevaba en su pecho y se la colocó al gran sacerdote quien viviría en adelante en la Ciudad sagrada de Suamox.

Aquella esmeralda llamada por los indios Guacata sería en adelante el símbolo de la suprema majestad y representaría la investidura de la máxima autoridad de los chibchas. Pasaron los tiempos... muchos sacerdotes sabios habían sucedido al primer gran sacerdote nombrado por Bochica. Las gentes dominaban muchas artes y ciencias y vivían en paz.

Pero en una de tantas lunas apareció el cruel Busiraco espíritu del mal que con terrible furia arreció con los cultivos, los animales y la gente. El sacerdote Moneta se sometía a largos ayunos y meditaciones implorando las bendiciones de los dioses protectores Chiminigagua, Chia, Sua y Bachué que pudieran conjurar al cruel y nefasto espíritu del mal, pero nada sucedía y las gentes comenzaron a padecer el hambre, la sed y a sentirse desamparados por los dioses

Muchas lunas habían pasado y las gentes del imperio chibcha se encontraban afligidas y casi exterminadas a causa de un prolongado y funesto verano. Muchísimos animales habían muerto, poca agua corría por aquellos paisajes otrora  ricos en verdor. Ancianos, jóvenes, mujeres y niños morían a causa de la sequía y por extrañas y desconocidas enfermedades contra las cuales nada podían hierbas ni conjuros. Todos pensaron que el fin de los tiempos había llegado.

Vano hasta entonces habían resultado los clamores, las peregrinaciones y los sacrificios. El resultado era inútil. Por los caminos que iban a la gran ciudad de Suamox, transitaban ahora angustiadas y tristes caravanas. Hombres y mujeres con los canastos vacíos y las cabezas polvorientas, sedientos de agua y consuelo hacían sus últimos esfuerzo  por sobrevivir.

Y allá en una enorme depresión de la tierra, habitaba una gran serpiente negra, de ojos brillantes que avanzaba cautelosa y siniestra hasta la entrada de la gran gruta. Allí se detenía en espera de una gran bola de fuego en la que Busiraco se transportaba y cuando se encontraban se introducían en la profundidad de la tierra.

Bachue, diosa de las aguas, permanecía sorda a las plegarias y lamentos del pueblo. Cuando en el cielo aparecían nubes. Estas desaparecían rápidamente

Sin embargo, cierto día Moneta tuvo una visión en la cual Chiminigagua le solicitaba congregar al Gran imperio en la sagrada ciudad de Suamox.

 

El Moneta dijo al pueblo: he oído del Gran Chiminiguagua estas palabras: Tus plegarias han sido atendidas, La angustia, el dolor y los sufrimientos de mi pueblo tocan a su fin; ya llegan mejores días; pero antes de que Bachue se apiade de vosotros y os envíe las aguas que tanto necesitáis, es preciso que vayáis todos en devoto peregrinaje a la orilla del gran hueco, morada de Busiraco y la serpiente negra, y que en la cima de las rocas que hay allí, levantéis un adoratorio a la diosa madre y que entre tanto todos permanezcáis en oración. Allá en las alturas, tú, Moneta, tendrás una nueva visión durante la cual te indicaré la parte que te corresponde para que la desolación de mi pueblo termine.

Al instante la caravana partió hacia el lugar indicado. La Encabezaba el gran Moneta, detrás suyos iban los mandatarios civiles y religiosos y los indios venidos de todas partes del imperio.

Luego de un largo peregrinaje la caravana llegó a la enorme cavidad desolada y polvorienta. Se preparó el adoratorio, enriquecido con los más sofisticados símbolos representativos de la adoración a la diosa de las aguas Bachue.

En determinado momento el gran Moneta ordenó hacer silencio. Mientras tanto la Serpiente se movía colérica y todos quedaron atemorizados.

De pronto la bella Siramena líder de la danza quedó inmóvil. Levantó la cabeza y sacó de sus vestidos un reluciente disco. El enorme disco de oro fue ofrecido primero a la diosa Bachue. Después con increíble fuerza lo lanzó contra la serpiente. 

Muerta la serpiente Moneta organizó una comida para romper el largo ayuno de su pueblo. Cuando todos terminaron de comer, los sacerdotes compañeros del gran Moneta volvieron a colocarse delante del adoratorio.

Al otro día, el momento supremo había llegado. Todos los rostros se volvieron al gran Sacerdote. Moneta transmitió al pueblo el nuevo mensaje que Chiminigagua había prometido: Chiminigagua ha llegado hasta mí en un rayo de luz y me ha dicho que nuestras súplicas, mortificaciones y sacrificios han subido hasta su trono; que haga yo, lo que en seguida vais a ver y que después, nuestros mortales ojos verán una insospechada maravilla, un gran prodigio que él obrara por mi conducto y que redimirá nuestras vidas del espantoso flagelo que hemos venido padeciendo.

Terminado el sermón Moneta se quitó del pecho la bella gema, símbolo del poder sacerdotal. Luego levantó la mano derecha Y la arrojó con fuerza al abismo, morada del cruel Busiraco. La joya centelleó por los aires. La muchedumbre miraba asombrada sin comprender.

Sucedió el maravilloso milagro, al caer la guacata dentro de la inmensa cavidad ondas verdes y purísimas fueron creciendo y creciendo y comenzaron a brotar transparentes aguas hasta que se llenó aquel abismo y Busiraco quedó atrapado en el fondo. Las gentes quedaron presas del asombro, hasta que Moneta los mandó a que se postraran y dieran gracias a Bachue, Chiminigagua, Sia y Sua. Todos los rostros cayeron en tierra y así pasaron varios minutos.

Un inmenso arco iris salió de entre las aguas verde-azules del lago y la cubrió de un lado a otro. En medio estaba el profeta flotando por los aires. Desde allí les sonrió con dulzura a las gentes y levantó su mano derecha para bendecidles. Luego desapareció.

Resultó un nuevo prodigio: verdes, inquietos, saltarines, aparecen las ranas zijistas. Para los chibchas las ranas eran sagradas.

 MENSAJE: Ya  vieron ustedes como desde el comienzo  de la  vida  esta presente Busiraco, el espíritu del mal y la destrucción sin embargo  quedo atrapado en el fondo del Lago de Tota por la acción oportuna de nuestros antepasados; por  eso  hoy les pido que  cuiden mucho esta maravilla de la naturaleza, porque según dice la Leyenda el día que esta majestuosa maravilla se seque y desaparezca volverá la sequía y la peste, miles de muertos cubrirán la superficie que hoy está  cubierta de agua, la desgracia y muchas maldiciones  caerán  sobre nuestras descendencias y, sus hijos sufrirán  por nuestro  descuido.

 

Creen ustedes que  El Gran Bochica  sabía  que al entregar la gran guacata (Esmeralda) al pueblo  Chibcha  esta  sería  el origen de El Lago de Tota? Sabia acaso que  con ella salvaría  toda una Cultura?


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=